martes, febrero 14, 2006

LOS PENULTIMOS COLETAZOS

Si es que hay alguien ahi; Hola... hola... hola... (como con eco).

En este momento escribimos desde Trelew, a cientos de kms tanto de distancia como de sentimiento de los Andes. Hoy es martes 14 de Febrero, dia de San Valentin para ser exactos. Este último dato no es gratuito. Da la casualidad de que a las 3 de la tarde llegan Clari y Marta aqui y nos vamos a reunir finalmente. ¡¡¡Que bonito!!!

El últimoi comunicado fue desde el Calafate, donde solo subimos fotos. De esa población, poco que comentar, solo que no es el Calafate que yo conoci. No he reconocido absolutamente nada, como si nunca hubiera estado alli. Victor, era a eso a lo que me referia.

La poblacion ha pasado de ser una miserable calle polvorienta rodeada de cuatro ecuchimizados negocios, a ser un resort bastante pijo, lleno de tiendas chic, vendiendo la palabra patagonia hasta en el papel de water.

Lo mas interesante de nuestra estancia alli, fue como no, la visita al glaciar Perito Moreno. Yo ya lo conocía, pero Sergio, alias el anaconda, sufrió una impresion tal al ver a la tremenda serpiente de hielo, que hubo que llamar a un experto en nanotecnologia para que hiciera salir a su culebrilla de su guarida. Digamos que la anaconda se metió pa dentro.

El glaciar es algo descomunal, dificil de describir. Por resumir de alguna manera la sensación que causa su contemplacion, se puede decir que por mucho que lo mires, nunca consigues verlo. Por otro lado y quiza lo mas impresionante es el sonido gutural que emanan sus interioridades. Sonidos huecos, secos, potentes, constantes y tétricos. No para de quejarse, se resquebraja y de vez en cuando nos regala con un desprendimiento desde su frente imponente de 60 metros de altura. Gigantescos bloques de hielo, mayores que cualquier edificio alto, caen al lago en medio de estruendos apocalípticos. Puedo afirmar, que solo con escuchar el glaciar uno ya queda impresionado, aun sin verlo.

Al dia siguiente al glaciar, tomamos un bus y pa Chile de nuevo. Esta vez hacia Puerto Natales, sito en el bello seno(fiordo) maritimo de Ultima Esperanza, nombre que le viene dado por la desesperación de los primeros navegantes, que no se aclaraban en los multiples fiordos, buscando la salida al oceano Pacifico.

Puerto Natales, base para visitar las Torres del Paine, ha cambiado en estos ultimos 12 años. Pero en Chile los cambios son distintos. Se reconoce el lugar. Hay mas movimiento, hay mas negocios, pero sigue conservando el toque de pueblo patagonico chileno, con sus pequeñas casas destartaladas, hechas de madera y chapa. En los resorts argentinos el pijerio se ha impuesto devastadoramente, matando cualquier anterior identidad.

En este pueblo dormimos en un Hostel repleto de Israelies, los cuales no gozan d demasiada buena fama, tampoco en esta parte del mundo. Y sin animo de ser racista, hay que reconocer que se ganan la fama a pulso. Son antipticos, no se mezcan con otra gente, hacen un ruido espantoso a todas horas, dando igual que sea mediodia, como las 4 de la mañana. Maleducados, groseros, etc...Vamos, que nos han caido de puta madre. Sin lugar a dudas, ha sido el alojamiento mas incomodo en el que hemos estado.

De Puerto Natales nos fuimos para nuestro principal destino en la zona; Las impresionantes Torres del Paine. Como en este parque nacional te sacan dinero por todo (transportes internos, barcos, camping). Decicimos llevarnos las bicis y asi efectuar un dia de caminata y otro de recorrido ciclista por las carreteras del parque.

El primer dia subimos caminando hasta la base de las Torres del Paine, lugar en el que estuve hace años y que apenas pude disfrutar por el mal tiempo. Esta vez un dia glorioso nos acogió y pudimos contemplar en toda su grandeza la colosidad de estos 3 gigantes graníticos(Sergio está subiendo fotos). En el camino conocimos a Xavier, un bilbaino que vive de viajar por el mundo y explicar sus experiencias en una pagina web por el creada. Fue dificil reconocer su procedencia, pues el hecho de ir pertrechado con una camiseta del atletico de Bilbao, nos tenia muy despistados. como nos habiamos aprendido la leccion e el Chalten, esta excursion fuimos mas despacito y pudimos llegar dignamente al camping después de 8 horas de pateo maravilloso.

El tema del camping es para tocarlo aparte. Aqui te cobran tanto por acampar, como lo que cuesta una habitacion en Puerto Natales. Nosotros como buenos españolitos, orgullosos de nuestra raza y nuestras tradiciones, procedimos a montar la caseta, continuamos con no comunicarselo a nadie, y finalizamos largandonos de puntillas a primerita hora de la mañana, como alma que lleva el diablo. Queremos agradecer al Camping las Torres por patrocinarnos la siguiente noche de estadía en Puerto Natales.

Una vez pasados a ser proscritos de la justicia, nos lanzamos a recorrer los caminos del parque, ansiosos de pedalear una vez mas. El premio a la idea de llevar las bicis, fue inmediato. El recorrido hacia la laguna Pehoe es mas que bello, con el telon de fondo sobrecogedor de la zona de los Cuernos del Paine, que competian en grandiosidad y esbeltez, con los nuestros, muy agigantados a estas alturas del viaje. No solo el paisaje se filtraba por nuestras retinas. Por todas partes, grupos enormes de Guanacos paciendo por doquier (parecidos a las llamas), patos pasando buenos ratos, descomunales condores que parecen boeings 747, caiquenes amorosos (especie de ocas salvajes que siempre van en pareja) y toda clase de animales(alemanes, suizos, israelies, italianos, españoles y demas especies), se cruzaban constantemente en nuestro camino.

Para finalizar esta fiesta patagonica, el mas furioso viento conocido en este viaje se unió a la celebración, regalandonos con un devastador viento de cara que en un par de ocasiones nos obligó a parar, a punto de tirarnos de la bicicleta. No nos importó tanto este viento, pues el recorrido era corto (solo 30 kms ese dia), y la furiosidad del viento era tal que nus gustó vivirla para sentir la fuerza de la naturaleza en todo su esplendor en estas tierras remotas. Asi son las Torres del Paine y su naturaleza; poderosas e indomables.

Como todo lo bueno se acaba, nos tuvimos que volver a Puerto Natales. Como despedida de los Andes, esa noche fuimos alfestival de cine patagonico, que se celebraba en el pueblo, y vimos un par de peliculas. La segunda, pese a ser a las 12 de la noche, nos sobrecogió. Era un documental sobre el derrocado y asesinado presidente chileno Salvador allende, por la dictadura de Augusto Pinochet, 30 años atras. Pese, insisto, al horario, el cine estaba lleno y cuando finalizó se oyeron vivas a Allende y aplausos emocionados. Nuestros pelos como escarpias.

A partir de qui vino el apuñalamiento a la experiencia andina. Un bus se encargó de expulsarnos de tan hermosas tierras y nos lanzó a traves de gigantescas y aventadas pampas a la lejana población de Rio Gallegos, de nuevo en Argentina. Aqui tras un par de horas de espera, tomamos otro colectivo que nos catapultó en un viaje imposible hacia Trelew, 20 horas de calor espantoso hacia el norte, hacia la Peninsula Valdes. La cia de buses se llama el Pingüino, pero se deberia llamar el dromedario, pues tenia el aire acondicionado estropeado y dentro del mismo nos encontrabamos por encima de los 30 grados. Una delicia. Como añorabamos nuestras bicicletas.

Del viaje y sus ocupantes habría mucho que decir, pero aparte de que soy un pesao, y aunque nadie me crea, yo tambien me canso de escribir y se me acaba la inspiración.

Resumiendo; Ayer por la mañana y tras el caluroso periplo llegamos a Trelew, lugar mas caluroso aun, rozando los 40 grados. Aqui nos hemos dedicado a comer y beber cerveza a la espera de que lleguen hoy Marta y Clari que estan cada vez mas cerca. a ver si nos reconocemos.

Por lo demás no mucho mas. cuando esten aqui las chicas vamos a efectuar un par de visitas a pinguineras y animaleros varios. Para el viernes queremos tirar para Buenos Aires y ya el lunes por la noche el avion se encargará de intentar devolvernos al terruño.

Supongo que antes de eso nos conectaremos una vez mas aun que sea para despedidas y agradecimientos.

De momento saludos a todos. Especialmente a los que os habeis unido ultimamente; Martin, Jose Miguel, de nuevo a Carlota, Barbara (no creo que estemos en Puerto Madryn mas de unas pocas horas, de todas formas gracias), Silvia y Peio, Alfred y Gabi, Chema (gracias por tu constancia majete), Victor, Pili por supuesto, Tere (rencorosa, mira las fotos ¡¡¡carajo!!!)y a todos los que no nombro. Esto del blog ha sido una experiencia nueva muy gratificante.

Lo dicho. La próxima y última; "·Mi Buenos Aires querido". Sergio está metiendo fotos en una entrada aparte.

A todos los amigos de Sergio; Desde que este no escribe que habeis ido desapareciendo del Blog. No seais asi y mandar aun que sea un último comentario.

Mil besos.

Maxi (y por consiguiente el Nen)

1 Comments:

Anonymous Anónimo said...

Hola, somos los amigos de Sergio.
Ya fue la despedida del Rubio, en la casa del despegue de La Corona. Cuando veas las fotos lo de la patagonia será calderilla. Al final no subió la puta, ya no son lo que eran.
Los esquiadores ya volvieron de los alpes, de Valdisere; una caca de estacion, sólo tiene 300 km esquiables.
El Samuel ya está por los Aconcaguas, montando los campamentos.
Lo siento Max, pero por más que intentes describir y narar paisajes indescriptibles que emborrachan los sentidos del lector, vuestra aventura ya no es lo que era y aunque sea duro decirlo, se dirige inexorablemente a su final, pero aún así, ánimo y suerte.

1:12 p. m.  

Publicar un comentario

<< Home